¿Y si somos demasiados?

En el momento en el que escribo esto tengo 26 años, algo más de un cuarto de siglo. Cuando nací apenas había 5.000 millones de personas en el planeta, y actualmente ya sobrepasamos los 7.250 millones.

Es decir, más de 2.000 millones de humanos en 26 años, y si la tendencia se mantuviese y la edad media siguiese aumentando, podría morir en un mundo con el doble de habitantes en el que nací. Estamos ya lejos de la catástrofe malthusiana que debía cernirse sobre nosotros en 1880, pero esto no implica que el aumento poblacional no suponga ningún peligro. La mejora que hemos experimentado se ha producido, en parte, por el uso y la dependencia de recursos no renovables que en algún momento se acabarán y para los que no tenemos sustitutos.

Leer más