El futuro en forma de señales

Fernando Barbella no sabe cómo serán las ciudades del futuro, pero sí sabe cómo no serán.

“El futuro siempre se parece mucho al presente. Estamos en 2014 y ninguna ciudad luce como se pensaba en los 70 u 80 luciría hoy, no?”

Y es cierto. Si hacemos caso a Blade Runner son amasijos de metal negro y neón que escupen fuego. En Akira eran ruinas superpobladas en los esqueletos de lo que queda de las ciudades tras la guerra. En regreso al futuro, una suerte de futuro utópico con patinetes y coches voladores.

Y sin embargo, aquí estamos. Una obra es muy parecida hoy a como lo eran hace 30 o 40 años. Los barrios periféricos siguen siendo parecidos a el día en que los levantaron. Nada ha cambiado radicalmente, los cambios están en los pequeños detalles: En la gente mirando a su móvil por la calle, en la publicidad con códigos QR, en los avisos de zona vigilada por cámaras o de WIFI gratis.

Leer más

No queremos lavadoras inteligentes

El último estudio de trendwatching.com tiene un nombre tremendamente ilustrativo: The internet of caring things.

La tesis de estos oteadores de tendencias es la siguiente: A los usuarios nos da igual el internet of Things. Nos da igual que para 2020 se calcule que hasta la tostadora tendrá WIFI: Solo nos interesa la tecnología que de verdad sirve a un hacer nuestra vida mejor de una forma perceptible por nosotros.

Un descubrimiento radical, ¿verdad?
Leer más