Slenderman y la leyenda urbana digital

¿Qué es Slenderman y por qué hay niñas matando gente por él? En primer lugar, Slenderman puede ser la primera leyenda urbana que se ha gestado casi por completo en Internet. O al menos, una de las más populares.

Slenderman surge en el 2009 en Something Awful, evoluciona con una serie de relatos en la misma web y se extiende rápidamente por la web en forma de meme, con testimonios de personas que afirman que es real o que lo han visto, nuevas fotografías e incluso una serie de vídeos en youtube llamada Marble Hornets que alcanzó bastante notoriedad.

Actualmente hay 3 películas lanzadas o en preparación, 2 videojuegos publicados y la web sigue reinterpretando a slenderman en cientos de imágenes y textos, dándole una identidad mutable y colectiva.

¿Pero por qué de repente las niñas pequeñas se ponen a matar en nombre de Slenderman?

Si no lo sabías, desde mayo ha habido 3 niñas pequeñas detenidas por intentos de asesinato relacionados con Slenderman, entre otros episodios violentos. La verdad es que no tengo una respuesta para eso, solo hipótesis. Como en cualquier viral, el alcance se expande y se contrae de forma orgánica y en distintos nichos. Aparentemente en algunas de sus formas el mito de Slenderman incluía la distorsión de que se podían hacer sacrificios a él o que, al asesinar a alguien se podía llegar a verlo durante un breve instante. Si este mito se ha viralizado entre el sector más juvenil de la población, que en algunos casos no distinguen bien la realidad de la ficción, es posible que haya habido accidentes.

No debemos pensar que Slenderman es más peligroso que algunas películas, libros o series de televisión. El único problema es que tiene un caracter adulto, y muchos padres no saben aún proteger y educar a sus hijos en el uso de Internet y otros medios digitales. Pero ese es otro tema.

En torno a la discusión de Slenderman, es especialmente interesante la teoría del paréntesis de Gutenberg. Este término, acuñado por Walter J. Ong en su libro “Orality and Literacy: The Technologizing of the Word”, en el que explica que históricamente, en un período previo a la imprenta, la cultura era compartida, aprendida y creada de forma colectiva, mientras que en un período post-imprenta la cultura se centralizó en forma de libros impresos de forma masiva y escritos por una minoría.

Este paradigma, el llamado paréntesis de Gutenberg, podría haber terminado con la irrupción de la cultura digital e Internet, que ha descentralizado la producción de cultura de forma que crearla, compartirla y aprenderla se vuelve a realizar de forma colectiva, siendo Slender Man uno de los mayores exponentes de este hecho.

Obviamente la cultura centralizada en grandes medios y canalizada a una mayoría sigue siendo predominante, ¿pero nos espera un futuro en el que convivan ambos paradigmas? ¿O estamos en una transición hacia un sistema en el que leyendas como Slender Man sean la nueva regla?

Hay cierta belleza en la idea de un mundo hiperconectado, más avanzado que cualquier estado humano que haya conocido la historia jamás, y en el que la cultura vuelva a ser esa tierra de nadie, al filo de la hoguera y la oscuridad, en la que nada es seguro y todo muta, como las sombras proyectadas por el fuego.