El #Gamergate y el machismo en el videojuego

Esta no es la típica entrada del blog, así que si no te interesa la actualidad del mundo del videojuego, quizás sea mejor que pares de leer aquí. Si estás al día, puede que sepas lo que es el #Gamergate, si no, es algo lo suficientemente importante como para escribir sobre ello aunque no esté directamente relacionado con la temática del blog.

Todo empieza con la desarrolladora Zoe Quinn haciendo un juego: Depression Quest.

Sigue con un ex-novio celoso que la acusa en Internet de mantener relaciones sexuales y personales con la prensa que evalúa sus juegos. La primera acusación se desmiente, la segunda parece que se confirma. Este hecho hace estallar la rabia del colectivo gamer de dos formas: los que están hartos de un periodismo -el del mundo del videojuego- plagado de corrupción, y los que están cansados que se cuestione el papel predominante del varón blanco heterosexual en el mundo del videojuego y tiene como misión “enseñar a esas zorras una lección”.

Ojo, porque el asunto es esquivo: vemos hilos en 4chan -base general de los trolls del segundo tipo- en los que buscan técnicas para hundir a reporteras feministas ocultando su misoginia y diciendo que es un asunto de ética.

El segundo paso llega cuando Anita Sarkesian, una youtuber que realiza crítica cultural sobre el videojuego desde una perspectiva feminista, recibe acusaciones de muerte y violación y tiene que abandonar su casa.

El asunto va cogiendo fuerza y 2 periodistas acaban dimitiendo, por una mezcla de miedo y frustración. Tras el hackeo de su e-mail, móvil, amenazas e incluso denuncias públicas por escribir sobre un juego en cuyo crowdfunding habían participado, ambas acaban dejando la profesión. Y mientras, esos autoproclamados #gamers festejan que los dominós siguen cayendo.

Es un tema complejo. Tan complejo que si se quiere hablar bien de él, es mejor remitir al análisis que hizo sobre ello gamesajare.

Y sin embargo, creo que debo decir algo más al respecto.

Me encanta jugar a videojuegos con mi novia. Nos hemos pasado el Left 4 Dead, Torchlight, Dead Island, Borderlands, casi todos los Halos… siempre en cooperativo. Y cuando no podemos, hablamos del Portal, del Bioshock, del Trópico, el Battleblock Theatre o el Octodad. Nos prestamos juegos en Steam, intercambiamos cromos y me dice que no juegue al League of Legends, que no le termina de coger el punto. Nos vemos documentales como Indie Game: The Movie o Free Game. Para que se entienda, tener como pareja a una persona que comparte un hobbie tan importante para ti es una de las mejores experiencias de mi vida.

Y aún así, a veces voy a enseñarla un juego, y me dan corte algunas escenas. Porque, ¿cómo se justifica los trajes de las protagonistas femeninas del Mass Effect? Hasta jugando a dobles al Rayman Origins me encuentro con hadas hiper-sexualizadas y me siento avergonzado por una elección de diseño tan innecesaria y zafia. De hecho, me da lástima que haya juegos a los que tenga manía y haya decidido no jugar porque muestran un discurso claramente machista. Obras con una narrativa genial y que son una experiencia divertidísima, que insultan sistemáticamente a la mitad de la población. Es absurdo.

El videojuego es un medio machista, no debería haber dudas al respecto. Ahora bien, si lo que vamos a lograr dejando entrar más mujeres en la industria es que haya más chicas como mi novia o que haya grandes juegos con los que no me sienta avergonzado ante ella, me parece que no solo no debemos impedirlo, sino que debemos incentivarlo.

Hasta hace poco tenía en mi bio de twitter la palabra “gamer”. Creía que decía algo de mí, mostraba un hobbie, algo a lo que le dedico más tiempo y esfuerzo que a casi cualquier otro aspecto opcional de mi vida, y sin embargo la apropiación del término que han hecho un grupo de misóginos inseguros me ha llevado a eliminarla. Quizás la vuelva a incluir cuando se calmen las aguas, de momento, espero que cada vez haya más mujeres jugando, criticando y desarrollando videojuegos, y convirtiendo este medio en algo más maduro, más rico y disfrutable.

  • Pablo Carpio

    Este articulo no investigo adecuadamente sobre el tema y esta desinformando.

    • Hola Pablo, obviamente se omiten cosas -para ello doy otras referencias, no quería hacer un artículo de 10.000 palabras- pero te animo a que refutes lo que sí se dice en el artículo, seguro que aprendemos todos 🙂

    • Cersei I la Justa

      *Esperando argumentos*

  • Daniel Ezquerro

    Enorme Bruno

  • Mozalbete

    Llamas a un movimiento que pretende acabar con la corrupción en la prensa de los videojuegos machista una y otra vez. Y no das razones para ello. Mientras tanto, incluso hay páginas como theescapist que han creado un nuevo código ético gracias a la presión y quejas de gamergate. Esto por supuesto se ignora. Mencionas unas amenazas de una cuenta troll que no están relacionadas de ninguna maenra a lo que es Gamergate, pero no mencionas esto: http://gamergateharrassment.tumblr.com/ por supuesto. Continuamente se muestran vídeos y la gente (hombres, mujeres, desarrolladores de juegos como Daniel Vavra, etc.) habla en GamerGate sobre cómo es importante luchar contra la manipulación y la corrupción en la prensa, incluso se desacreditan artículos que mejoran la imagen de GamerGate y mencionan unos hechos que refuerzan lo que dicen porque no tienen fuentes, como ha ocurrido recientemente.

    Sin embargo, por alguna extraña razón que para naaada tiene que ver con que pertenezcas al grupo cuya corrupción y falta de respeto a su audiencia se está denunciando, de repente, es un movimiento que si machista y bla bla bla, que casualmente es el insulto de moda, comodín ante opiniones contrarias a la propia y muy útil para intentar desprestigiar y callar a todo aquel que se queje de la corrupción. Es precisamente por esto por lo que los propios integrantes de GamerGate crearon, usan y animan a usar el hashtag #notyourshield. Para que las propias minorías enseñaran cómo están hartas de que se las use como un escudo, de que haya otros que los pinten siempre como las víctimas de los que amenazan su corrupción.

    Por supuesto, también se ignora cómo los integrantes de GamerGate han ayudado enormemente a la campaña https://www.indiegogo.com/projects/the-fine-young-capitalists–2. Te animo a que en vez de demonizar la lucha contra la corrupción hagas el trabajo que hasta ahora he hecho por ti y te informes sobre cuáles han sido los mayores contribuidores del proyecto.

    Y como estas cosas miles, y cada una de ellas (no en conjunto, cada una) echa por tierra todo tu artículo. Y son algo básico, no se tarda nada en obtener información, pero claro, como todo el mundo sabe, el trabajo de un periodista es pedirle a los lectores que le digan qué poner.

    Esta falta de información, y presencia de insultos gratuitos iguales a los típicos de un matón de colegio (“un grupo de misóginos inseguros”… por favor, es que hasta me da asco leerlo) o de alguien que se cree con el derecho de decirle a alguien qué es lo que está haciendo (“en los que buscan técnicas para hundir a reporteras feministas ocultando su misoginia y diciendo que es un asunto de ética”) es la razón por la que existe #GamerGate. Porque artículos como este se consideran aceptables. Porque parece que se puede hacer cualquier cosa sin ninguna repercusión. Cosas así ocurren en la prensa de cualquier otra industria y ruedan cabezas. Esto es un insulto a todos los jugadores. 3/4 de los párrafos de este artículo son mil veces más ofensivos que las cosas de lo que te quejas.

    • Hola Mozalbete, es una opinión y la respeto.

      No pertenezco a la prensa especializada en videojuegos, así que no tengo nada que perder o ganar aquí.

      Aquí no hablamos de que la prensa haya actuado perfectamente, de hecho creo que la ética en el periodismo de videojuegos es un asunto muy importante. Me preocupa que hace años las relaciones entre grandes desarrolladoras y grandes medios fuesen pasadas por alto, o que incluso hoy en día las relaciones de grandes marcas como EA, Sony, Activision o Nintendo tengan mucho que decir en qué se dice y cómo se dice en una revista porque, al fin y al cabo, son las que compran la publi.

      Por eso me preocupa mucho más que los jugadores se vuelquen, no contra casos flagrantes de grandes empresas que vemos día sí y día también, ni contra grandes medios. La ira se desata cuando es una pequeña desarrolladora que tiene la osadía de haberse acostado con quien le ha salido del mismísimo coño, hablando en plata, y en un momento en que gracias a los blogs minoritarios tenemos más fácil que nunca elegir fuentes de información no sesgadas ni vinculadas a escándalos.

      Me preocupa que se utilice el hashtag para amenazar a mujeres, hackearlas, exponer sus vergüenzas y decir que se las va a matar y violar, y que otras personas que apoyan al movimiento no se escandalicen y lo vean como un mal menor. Y al final, en un sector con un 99% de desarrolladores varones y un 99% de periodistas varones, el resultado de esta acción ha sido:
      – 2 mujeres fuera de su casa con miedo a que las violen, incapaciten o maten por hablar sobre videojuegos o desarrollarlos
      – 2 periodistas mujeres fuera de la industria por amenazas, acoso y hackeo de sus cuentas personales

      Y lo peor es que en mi post hablaba de problemas del movimiento, pero obviamente no generalizaba. Habrá personas que defiendan la ética del periodismo, que han elegido un mal momento y un mal lugar, y otros que incluso no han sabido decir hasta aquí, ante el peligro de que el hecho de señalar posibles víctimas -muchas veces inocentes- vaya a derivar en terceros haciéndoles la vida imposible. Pero si perteneces a ese grupo no veo por qué decirlo y punto, que la generalización no es válida.

      Dosis tan altas de cabreo me hace pensar que, si hablásemos durante un rato largo, veríamos que acabas diciendo que se despolitice el videojuego. Que el feminismo es agenda política que no interesa a los jugadores de verdad. Y tras un par de cervezas, joder, es que quién manda meterse a esas zorras en un sector que ni les gusta, que nos dejen jugar en paz, ¿no? 😀

      Besis.

    • Sergio

      Yo igual que el autor del articulo esta sacando todo de lugar por razones inentendibles, aquí hay un articulo en donde se explica mejor la cosa gamelixir. com/gamergate-un-movimiento-en-contra-de-la-corrupcion/

  • Axl

    No es un tema complejo. Se llama “Corrupción en los medios periodísticos de videojuegos.”

    Nunca ha sido misoginia. El tema no es por Anita o por Zoey. Que los medios saquen artículos mencionándolas a cada rato en lugar de dar la cara por lo que se les acusa ya es diferente.

    • Hola Axl, es una opinión. Pero haciendo una búsqueda rápida en twitter vemos que no es algo generado por los medios 🙂

      • lieschen müller

        ¿y leíste los comentarios que usas de ejemplo siquiera? por que me parece que reafirmas lo de axl

  • Deka Make

    Otro mangina haciendo el trabajo sucio de la publicidad feminista y haciendola de forma gratis. El tipico que acepta que su mujer lo controlé gracias al vaginocentrismo cultural. Oye, Bruno, te has dado cuenta que tu vida gira alrededor de tu novia. Eres un objeto de ella, eres un medio para un fin diferente.

    A toda acción hay una reacción. Pertenezco a los que quieren destapar la cloaca en la prensa de los videojuegos. Y tenemos un nombre: Activistas por los Derechos de los Hombres. MRA para mejor conocimiento.

    Sarkessian, esa vibora misándrica, es la culpable de que el fuego se haya avivado. Sin embargo, nuestro movimiento en r/mensrights, AVFM, etc. ya esta pasando el nivel de masa crítica y la prueba es esto.

    Hablas de misoginia, por que no habra más acción de cama, piensas con el pene. Por que no hablas de las tasas de suicidio mas altas del sexo femenino, por que no hablas del nulo estimulo para que los hombres puedan desempeñarse profesionalmente en trabajos antes, por que no hablas de la mutilación genital masculina, de las #TERF transfóbicas?

    Es una victoria para nosotros, si a ti no te gusta, tranquilo, algún familiar tuyo de mucho menor edad del sexo masculino nos lo agradecerá.

    • Hola Deka. Te iba a contestar en serio, pero no puedo. Un besito tío 😀

    • Daniel Ezquerro

      En serio, no había leído semejante sarta de gilipolleces en un comentario en mucho tiempo. De verdad ¿Activistas por los derechos de los hombres?

      • Deka Make

        Creo que tu pregunta-burla sobraba, pues la cariz de ignorante y estúpido ya la muestras descarademente en tu post.. Por lo tanto evita hacer preguntas de lo que ya te enteraste, es patético pues no eres capaz (como todos los manginas y white knights) de atacar fundamentos en serio. Hazlo, no te hará daño.

        Si realmente hay algo que podemos estar anonadados, es que la “sarta de gilipolleces” ya ha pasado la fase de masa critica, ya ha realizado su primera conferencia internacional en Chicago y las donaciones via Paypal crecen como la espuma cuando hay fundraising cada 3 meses.

        Es una forma de rebelión contra la sociedad misándrica, donde tu papel de imbécil vaginocentrista lo realizas de forma muy natural. Es claro que cual mono callejero que baila alegremente por unas monedas en su vaso, tu bailas esperando creer que defender a los componentes culturales que fomentan una cultura ginocentrista te redituará en un horrendo y pestilente coño, y todo este escenario aderezado con esta melodía, que por lo que veo te fascina y nadie tendría que tener remordimientos en decirtelo: –Por ser hombre, has nacido como un maldito insecto, pudrete junto con tu padre que ambos merecen serles degollados sus penes–.

        Yo se muy bien que si yo fuera fémina, amarías oir estas palabras de mi boca, pues ¿como va a ser? Si es la musica que te ponen para que bailes. Amarías que realmente tu padre, hermanos varones y tu, como insectos, fueran asesinados por una mujer, y que evidentemente, esta misma mujer, los castrará. Afortunadamente, este sueño humedo de ustedes (manginas y whiteknights), no se va a lograr si nosotros, el movimiento por el derecho de los hombres, entramos en escena.

        Por cierto, el concepto nace a finales del S. XIX con Belfort Bax, como padre del movimiento.

  • Jade

    Enhorabuena por tu valentía Bruno, y muchas gracias por defender lo que para algunos es indefendible por lo que veo, supongo que leyendo algunos comentarios “salvajes” por aqui te habrás sentido frustrado y decepcionado de tus congéneres, ese es el pan de cada dia para nosotras con “esos”, incluso se fabrican un avatar femenino para ofendernos mas, no engañan a nadie pero no les queda nada mas que hacer, algun dia seremos capaces de ser iguales y disfrutaremos tanto con la igualdad entre nosostros como con la maravillosa diferencia que aun nos queda.

  • Nue

    Puede que por no ser un gamer en el sentido más estricto mi opinión (aunque me he informado previamente) no tenga tanto peso mi opinión pero ahí voy:
    Para empezar, voy a aclarar que no apoyo ni a un bando ni a otro, veo a ambos con serias inconsistencias y contradicciones que me echan atrás, además de que ambas partes abogan por acrecentar el odio y no el progreso. Por una parte, no puedo estar del lado de unas “feministas” (porque viendo las perlas que sueltan algunas, dudo que bastantes de ellas lo sean) que se echan contra los gamers y les insultan en general, de manera completamente desinformada y prejuciosa, y unos periodistas de los que muchos, en vez de intentar adquirir un enfoque objetivo han optado por insultar a su PROPIO PÚBLICO, tachando a los gamers de “hombres blancos y cis-sexuales” y declarando su “muerte”. Por no decir que se contradicen numerosas veces en su cometido de repartir su proclamada “libertad” sobre todo teniendo en cuenta que un proyecto que buscaba fomentar el aumento del género femenino (The Fine Young Capitalists, que buscaba promocionar a mujeres desarrolladoras) fue duramente castigado por aquellos que debían apoyarlo ¿Por qué? ¡Sólo porque habían un buen puñado de gente 4chan que lo apoyaban y que le dieron apoyo económico (e incluso le diseñaron un meme)! Sin ir más lejos, incluso una compañía llamada Gawker tuvo un caso reciente de gente que apoyaba la “vuelta del bullying” contra los gamers.
    Por otra parte, los de Gamergate sufren una cosa parecida a las feministas anti-Gamergates. Si alguien dice algo malo de Gamergate o se atreve a hacer menciones acerca de algo malo del gamer, sólo puedes esperar el mismo corrillo exaltándose hasta la histeria. Encima, declaran la búsqueda de ética cuando la mucha gente lo único que hace es el corrillo a los anti-GG o SJW, las personas equivocadas. Apenas promueven nuevas páginas de periodismo con una mayor ética y generalmente critican más de lo que contruyen. No creo que sean un movimiento misógino porque, desde luego, una minoría no hace al conjunto y muchos de los que apoyan el hashtag han declarado que rechazan y repudian el axcoso cibernético (que realmento se queda en la pantalla, si hablamos de anons de 4chan) a la vez que piden que se les vea como son, como un grupo que busca ética periodística (y, ojo, porque hay tíos de GG que dan argumentos contundentes y los que se le echan al cuello son los gente anti-GG, que se apresuran a tacharlo de misógino y opresor. Pero es que es un movimiento caótico, desorganizado y que también se contreadice consigo mismo mientras defienda la ética y en vez de crear periodismo de videojuegos nuevo y ético, despotriquen sin más (ojo, que no se puede negar que hayan excepciones pero, como dije, las minorías no describen al conjunto).

    Por otra parte está la controversia del machismo en los videojuegos. No voy a negar que hay videojuegos denigrantemente machistas y que hay cierto machismo en el mundillo. Pero no de la manera que tú crees. Porque, vale, hay videojuegos que ponen a las mujeres como una zorras zorronas. Pero es que también hay videojuegos que tienen mujeres con muchísimo más carisma y fuerza (moral y/o física) que algunos héroes masculinos. Y hablo de casos como Samus Aran, Sheik (Zelda), múltiples personajes de FF, la de Portal,…. El papel de la mujer en los videojuegos es, a mi manera de ver, bastante más variopinta de lo que parece, aunque no falta el estereotipizado y tampoco falta cierto grado de machismo. Tampoco puedo decir que no se halla estereotipizado el hombre, con su complexión de culturista, una arma en la mano y cubierto de sudor, polvo y/o sangre, aunque tampoco es tan simple y tiene muchas otras excepciones, si se mira bien. Y esto realmente no lo achacaría tanto a la toxicidad sino a la falta de perspectiva, dado que los videojuegos no causan mucho impacto en la población femenina y, generalmente, atraen a una población muy concreta incluso de entre los hombres.

    Por último, voy a aclarar lo de Zoe Quinn y Sarkeesian. Para empezar, lo primero que hay que saber de Zoe Quinn es que, independientemente de lo que hiciera o no con los periodistas, fue ella misma la que prendió la mecha de la controversia, lo quisiera o no. Obviamente cuando la gente vió lo que hizo y lo desesperadamente que se trató de tapar el asunto, pues saltaron sobre su cuello (ten en cuenta que el anonimato siempre ha sido algo muy descontrolado). No negaré que no tiene sentido seguir insistiendo en ella pero la mayoría ya se olvidaron de ellas para dirigirse a la prensa gamer.
    Luego está Sarkeesian. No lo negaré, me cae muy mal. A la que tu ves como una feminista, yo la veo como una victimista profesional, estafadora, “tronista” (lo usaré para indicar que se sustenta a partir de la controversia) e hipócrita, por una serie de razones que no vienen a cuento con lo que quiero decir. La razón principal por la que la gente se lanzó a por ella no fue por su punto de vista, que ya llevaba unos añitos circulando por la red. La auténtica razón se halla en su programa, Feminist Frequency. Lo que hizo esa tía en su momento fue que, tras hacer unos vídeos con los que llamó atención de la red, esta mujer inició en un proyecto de hacer unos vídeos en los que iría, literalmente, denunciando las cosas machistas que encontrara en los videojuegos que comprara y jugara con el dinero de las donaciones (sí, es real, hasta tiene una foto de ella junto a unas enormas pilas de juegos de la Xbox 360). Dijo que sólo necesitaría un presupuesto de unos 6000$ (con esto te compras un mini) y dejó abierta la donación tras conseguir esa cantidad, durante varias semanas, llegando el presupuesto hasta los 15000$. ¿Que pasó? Que cuando hizo los vídeos, ese gran presupuesto no se reencarnó. Eran vídeos con una calidad muy normalita, expuesto con un punto de vista muy subjetivo, sin un fuyndamento profesional y el presupuesto calculado era imposible que fuera siquiera mayor a 3000$ (contando los videojuegos comprados). Obviamente, cuando GG comenzó, esto empezó a salir a luz y, viendo esa estafa, era imposible no quedarse de piedra.

    Perdona el cacho tocho-post, soy muy malo para los resumir.

    • Hola Nue, perdona por no responderte antes, porque un comentario así merece una respuesta.

      Creo que tienes razón en casi todo lo que dices. Obviamente hay individuos que desacreditan a ambas partes, para mí la diferencia es que en una parte se defienden argumentos de ética periodística y conceptos bastante líquidos -que no quiere decir que no existan algunos ejemplos contundentes que deberian ser abordados desde una nueva perspectiva y un nuevo nombre- y en el otro lado tenemos algunas mujeres que, en algunos casos, han visto cómo han tenido que decir adiós a su profesión o su hobbie por una panda de energúmenos.

      Ojo, estoy de acuerdo con lo que dices en su mayor parte, y es verdad que nadie duda que con el dinero recaudado con kickstarter Ana no solo financió los vídeos sino parte de su vida personal -si esto es ético o lo dejo a cada uno-, sin embargo nos caiga mejor o peor, ha hecho un gran favor a los videojuegos trayendo algunos tópicos que podríamos eliminar. Pones de ejemplo a Samus, que es un personaje fuerte y carismático, pero al mismo tiempo en algunas de las últimas versiones la han diseñado muy sexulizada y con tacones: http://kiltedanimator.tumblr.com/post/85352702052/theamazingsallyhogan-whenever-someone-expresses

      Me podrías decir que, a cambio, otros héroes aparecen musculados y sin camiseta, pero, ¿es para satisfacer una fantasía sexual femenina? ¿O para satisfacer una fantasía masculina de verse representado por un personaje hipermasculinizado? Creo que si una mujer diseñara un personaje masculino para ser atractivo desde una perspectiva erótica el resultado no tendría nada que ver con el estereotipo que hemos creado.

      En definitiva, creo que tenemos opiniones similares pero con algunos peros. Mil gracias por comentar de forma tan detallada. Un abrazo!

      • Nue

        Ya hubieron varias investigaciones anteriores a Sarkeesian y algunas tienen una base muy sólida. De hecho, un doctorado español de Educación realizó una investigación para una organización feminista de Canarias y publicó un libro acerca de los videojuegos que en el que uno de sus pilares era el sexismo presente: Guía didáctica de análisis de los videojuegos. Además, por el 2008 ya recuerdo haber visto bastantes debates (tanto en inglés como en español) acerca del sexismo en los videojuegos, junto con la violencia (¿quien no ha oído hablar del GTA?).

        En cuanto a lo de los satisfacer fantasías, no estoy de acuerdo. Vale, no puedo decir que, por ejemplo, Bayonetta sea precisamente una cosa casta y bendita. Pero realmente lo que hacen es idealizar los géneros, “sugiriendo” (no encontré una palabra más adecuada) que cada género tiene que ser de una manera. Al menos esa es mi impresión, dado que cosas parecidas pasan en anuncios destinados a compradoras femeninas.

        Y aun así, a mi, personalemente, no me gusta ver a un videojuego por unos personajes ni a un personaje por su caracterización. ¿Que tiene tetas y figurita? Como si lleva torpedos en el pecho y va vestido sólo con un tanga, lo que me importa (y que debería importar) es que tenga una buena historia, que si tiene que zurrar, que zurre de lo lindo; que tenga una personalidad y que esté bien hechos (por ejemplo, antagonistas que sean unos auténticos cabrones y consigan ‘caerte mal’, o protagonistas carismáticos). ¿Y si los personajes son todos más cliché que una película de Michael Bay? Pues oye, lo mismo quita un poco de gracia al juego, pero si la jugabilidad lo compensa, pelillos a la mar. Realmente no soy de los que quieren ver mensajes subliminales si juego (ojo, reivindico lo que dije antes de que no soy un gamer, dado que en lo que se refiere videojuegos, a pesar de haber jugado a unos cuantos, no son algo en lo que esté metido), ni me interesa que la tía sea de un sex appeal sorprendente. ni que todos los tíos que aparezcan sean violadores (vale, soy un tío, pero no me voy a sentir ofendido si llego a verlo, aunque lo viese un poco bizarro) ni nada de eso. Mientras el juego en si sea entretenido (una buena historia, que sea divertida la mecánica, que tenga buena música,…), no le veo el sentido buscarle un mensaje (puede ser tanto bueno como malo como publicidad subliminal, rollo “Alistate al Ejército”). Pero, como digo eso es completamente subjetivo y el cómo disfrutar un juego está en manos de cada uno.

        Y, en cuanto al GG, no queriendo ponerme de su lado, he de puntualizar que no quería identificar a los energúmenos (GamerGate) con los acosadores. Que la gente se escandalice por nada, me parece que quita mucha razón. Pero he de aclarar, que cuando me refería a los energúmenos, me refería a los que andan montando escándalo en reddit, redes sociales o que recopilan los comentarios estúpidos que hayan en nombre de los anti-GG para escandalizarse y ponerse a chismorrear como si estuvieran en “Sálvame”. Luego, la razón por la que se han visto algunas mujeres forzadas a dejar sus trabajo, no han sido los twits ni nada de lo dicho anteriormente. Han sido, claramente, los acosadores que les hackearon, filtraron información personal suya y les enviaron amenazas de muerte. Estos acosadores, a pesar de que se escudaran ellos mismos bajo el GG, realmente no están vinculados a este, dado que no comparten el objetivo y su objetivo real es, simplemente, fomentar el caos, perjudicar a terceros arbitrariamente o dar rienda suelta su misoginia. Son la misma clase gente que la que esparcen malware y troyanos por internet. Puede que te haya malinterpretado, pero, por si las moscas, lo comento.

        Finalmente, he de decir que puede que no comente mucho más, dado que me pierdo por completo escribiendo estos post tan largos y con ello gasto demasiado tiempo, más tiempo del que debería gastar. Y no me veo capaz de hacer argumentos compactos. Saludos desde Murcia.