El tercer país más poblado del mundo no existe

Esta es una entrada de ficción y no está pensada para ser leída como una noticia o un artículo de opinión.

En primer lugar, me gustaría decirte que no entiendo por qué te sorprende tanto… ¿no te importa que te llame de tú, verdad? Al fin y al cabo eres el que quería hacer las preguntas.

De acuerdo, entonces más vale que empecemos por el principio. Quizás no te diga nada, pero en su día un juego llamado World of Warcraft tuvo 100 millones de jugadores, llegó a tener 13 millones de jugadores registrados en un momento dado. Ya ha pasado casi un siglo de eso, ¿por qué te extraña tanto de que la situación haya llegado hasta aquí?

No, verás, piensa un poco. ¿Cuánta gente conoces que no participe de una u otra forma en un mundo virtual?

Sí, exacto, si incluimos los ambientes virtuales educativos, profesionales y penales. ¿Nadie? Voilá.

Sé lo que dices, pero el caso es que no es solo un juego, o una herramienta, tenlo en cuenta.

No, vale, en esos términos SÍ es un juego, pero también lo son la economía, sociedad y la ley, ¿no? Esforzarte toda tu vida para ganar más notoriedad, más dinero, más autoridad, más alcance… eso también es un juego: también hay normas, también hay un objetivo. Hay cientos de tíos listísimos que llevan diciendo lo mismo siglos: Pierre-Bordieu, Ervin Goffman…

¿Sabes que muchos están acuñando el término hiperrealidad para los mundos virtuales? Dios, no es un concepto nuevo, ¡viene de Baudrillard!

No es tan difícil de entender, a medida que se fueron eliminando barreras de entrada -económicas, de interfaz, generacionales- el videojuego se impuso como forma de entretenimiento y manifestación cultural. La realidad virtual fue el último gran salto que dimos en este sentido. No debería extrañarte que la mayor parte del “Movimiento de Virtualización Humana” venga de este mundo.

¿Yo? No les apoyo. No hace falta, acabarán ganando de todas formas. ¿No lo ves? Ya somos más virtuales que físicos. Salvando África, la mayor parte de la población mundial tiene una conciencia virtualizada con puntos de restauración subidos a la nube periódicamente; pero seguimos viviendo en cuerpos que andan, tocan, respiran, comen y duermen por culpa de una mezcla de continuismo político-legislativo y pánico de saltar al vacío. Pero cuando utilizas ese cuerpo para pasar 16 horas al día en un mundo virtual, y 8 para dormir, sinceramente, ¿de qué te sirve un cuerpo físico más que para dilapidar recursos naturales?

Mira, ¿ahora ya sabes lo que es Anarres, verdad?

Pues aquí, en Anarres, ha pasado lo mismo que ha pasado siempre en todas partes. La gente no lo toma en serio porque en la psique colectiva esto sigue siendo un juego. Pero de repente alguien empieza, le gusta, y en 5 años tienes a más de 1.000 millones de personas conectándose diariamente y jugando aquí, conformando el tercer estado más numeroso del mundo. Dios, ni siquiera estaría en la mira de tanta gente si no fuese por el incidente de Turquía.

Ya, ya sé que no son un país, es solo una realidad virtual alternativa, una hiperrealidad, un juego, ¿no? No funcionan como un estado… todavía. Pero esa gente, nosotros, dedicamos más tiempo a este juego que a lo que tú llamarías el mundo real. Dicho de otra forma, este juego es nuestra vida, literalmente. Me siento más un ciudadano de Anarres que de la República Popular de China, te lo aseguro. Aquí tengo a mis amigos, a mi pareja, mi negocio.

Cuando una persona pone su creatividad, su tiempo y su esfuerzo en un mundo que no es el físico, también hace crecer el capital total de la humanidad. Si a la gente le importa, vale dinero, y si le importa a la suficiente, se forma un mercado. ¿Sabe lo que cuestan las obras de arte de los mejores artistas de Anarres? Dicen que es una burbuja, y puede que en un principio lo sea, pero cuando era niño estuve en El Louvre, en persona, no como entorno virtual, ¿y sabe qué? Me quedo sin lugar a dudas con las obras que estamos creando aquí ahora.

¿Cómo? ¿Sobre el incidente de Turquía?

Sí, popularmente se conoció como el millón de frikis furiosos. Sí, se ve que no nos tomaron en serio ya desde un principio, ¿verdad? Ni siquiera éramos un millón, por aquél entonces éramos más de 200, pero ya ves. Qué se le va a hacer, dicen que quien ríe el último ríe mejor, ¿no? Y nosotros acabamos riéndonos un montón.

Turquía acabó capitulando con la dimisión conjunta del gobierno tras 3 meses de prohibir el acceso desde sus redes a Anarres.

Bueno, lo hicieron porque pensaban que estaba acabando con su cultura y su religión, aunque también tenía que ver con que calculaban una pérdida del PIB del 3% al 10% por culpa de esto, y no era mentira, ¿sabes? Buenos ciudadanos en sus años de mayor productividad pasando más tiempo viviendo y generando para un mundo que no existe… no lo entendían. Muchos países hubiesen hecho lo mismo si el intento hubiese ido bien. Pero no les fue nada bien.

¿Que por qué cedieron? En una frase: aquello fue una guerra. En serio, hay historiadores que lo consideran el primer conflicto bélico del siglo XXII, la guerra Turco-Anarresiana, y no solo historiadores Anarresianos. Y todo empezó porque Turquía inició una agresión contra Anarres, les privó de casi un 2% de su población del día a la mañana, y por tanto quebrantó sus derechos como ciudadanos de ese mundo.

Dicho de forma sencilla: lo que hizo Turquía fue mearles encima a un conjunto de personas que sumaba más que su propia población, mejor equipados para una guerra digital y de comunicación, y con un sentimiento de unidad mayor del que ellos tenían entonces como país. Sí, en Anarres hay disputas por el territorio todos los días, ¿pero un ataque externo? Oh, aún me acuerdo, fue lo mejor que nos podía haber pasado: nos unió como nada lo había hecho antes. La población creció un 5% mensualmente, ganamos más simpatizantes que nunca, ¿y ellos? Seguían divididos entre la misma mezcla de sectas religiosas e ideales políticos, ideas que ya habían perdido el sentido hace 100 años, y con un gobierno siempre disputado y que continuamente lucha contra su propia época.

Así que, ¿qué haces cuando estás sufriendo ataques continuos de más de 200 millones de personas? Durante 3 meses Turquía vio su bolsa perder un 43% de su valor anterior al conflicto, perdió más de un millón de habitantes que huyeron del país y sufrió continuos cortes en transportes, electricidad y acceso a la nube. ¿Puedes creerlo? Incluso el ejército se vio neutralizado en un par de ocasiones y se causaron sabotajes importantes. El gobierno Turco aún no reconoce que tuviesen lugar ataques con drones, y dado que el resto de estados no han conseguido encontrar a los culpables, tampoco tienen prisa en reconocerlo, pero si buscas hay cientos de imágenes y vídeos. Cuando se obligó al gobierno a dimitir resultó que estaban desarrollando planes para volver a transportes y armamento conducido por personas, ¿te imaginas? Querían devolver el país al siglo XX.

Fue la primera vez que el mundo veía un mundo virtual como algo real y tangible. Desde entonces todo el mundo quería estudiar la economía y la sociedad de Anarres, ¿y sabes qué descubrieron? Joder, que tenía un PIB per cápita mayor que muchos países. Un puto juego, algo totalmente intrascendente, ¿no? Pero ahí les tienes, y los análisis de población ya están diciendo que esta década se convertirá en el país más poblado, y a medida que las IAs vayan remplazándonos, sobre todo con la de mierda que pasa aquí, ¿qué razones tendríamos para quedarnos?

Sí, de momento solo hay un par de países que nos reconocen como estado e incluso permiten la doble ciudadanía como guiño: Cataluña, California, Sahara Occidental y algunos países mediterráneos y nórdicos, el resto sienten una mezcla de miedo, repulsión y cautela.

Pero al final, ¿sabes qué es lo importante? Que casi todos tienen una embajada en una u otra ciudad de Anarres, ¿y sabes lo mejor? Mi gremio tiene el monopolio de los custodios y la seguridad que mantienen las embajadas a salvo, así que me están haciendo realmente rico: ¿Quieres abrir una embajada en Anarres y que tu información confidencial no esté a disposición de cualquier mangante con las manos demasiado largas? Tienes que llamarme a mí.

Por cierto, para ser tu primera vez te has creado un avatar que no está nada mal, tienes talento para esto. ¿Estás seguro que solo te has registrado para poder hablar conmigo? ¿No le vas a dar otra oportunidad a Anarres?

  • Este me ha gustado Bruno, tanto por la redacción como porque has descrito una ficción plausible, pero muy poco probable.

    A nivel técnico, Anarres debería ser un juego de código abierto con un montón de desarrolladores programando y construyendo dicha comunidad y
    arquitectura por amor al arte, y además, una vez que el movimiento se hiciera tan grande, debería tener una capacidad de CPD (Centro de Proceso de Datos) que solo grandes como Amazon podrán ofrecer (porque tal y como vamos, con todo el mundo comprando a megacorporaciones y no a negocios locales, estos últimos terminarán por desaparecer). Eso conlleva a que, cuando un estado con poder *coh, coh, USA, coh* viera que una comunidad adquiere mayor control en un país vecino del que puede gestionar, terminaría haciendo lo mismo que con Kim Dot Com y cerrarían los servidores. Demasiado miedo hay ya en internet.

    Si hoy en día se termina una rebelión, no con tanques y drones, sino con políticas de (des)información, paralizantes sociales y como tu dices, con luchas a nivel global, imagínate en el siglo XXII como de protocolizado va a estar.

    Aún así, ¡Aupa Anarres! 😉

    • Gracias Marc 🙂

      Ten en cuenta que esta serie de historias se centran a comienzos del S. XXI. Quizás haga falta un montón de programadores trabajando sobre código abierto y enormes servidores ubicados físicamente en un país…

      …o quizás pueda hacerse a través de una IA con una capacidad que no somos capaces de imaginar hoy, que gestione la aparición de recursos, la hostilidad del ambiente, el clima e incluso a las distintas IAs del juego para generar un entorno coherente. Y que esa IA y ese mundo no están en un solo servidor en un país (¿alguien recordará que era Amazon dentro de 100 años? Quizás siga existiendo, quizás no sea ni un recuerdo).

      Quizás esté subido en una suerte de crowdhosting en una mezcla de dispositivos personales, estatales y profesionales tan compleja que no se pueda desmontar de manera alguna… piensa que hace 70 años no había transistores. El hombre fue a la Luna en un ordenador que tenía 4Ks de RAM, y ahora un móvil que llevas en tu bolsillo tiene 2Gbs.

      Teniendo en cuenta que existen un par de tecnologías con enormes posibilidades como la computación cuántica, con capacidad para multiplicar el desarrollo previo… ¿qué servidores podrá tener un tío en un chip en la etiqueta de su camisa? ¿100 veces la de todos los servidores de Amazon que existen hoy en día? ¿Un millón de veces esa capacidad?

      Estamos hablando de unas magnitudes que no nos podemos imaginar, por eso es tan divertido escribir sobre ello 🙂