La ciencia (social) de Interestelar

Mucho se ha hablado de la ciencia detrás de Interestelar. No me cabe duda de que la concepción del espacio y el tiempo como dimensiones no lineales y su correcta representación en la gran pantalla, o de que lo guay que es ver la teoría de la relatividad en acción, o la visión de la gravedad como una fuerza almacenable. No es que todo eso no me interese, es que A) no estoy intelectualmente equipado para explicar a nadie estos temas y B) creo que ya han sido explicados hasta la saciedad en un millón de sitios.

De lo que no se ha hablado tanto es de que Interestellar presenta una dimensión igualmente interesante desde una perspectiva social. ¿Cómo puede ser tan diferente el mundo que nos plantea? ¿Qué conceptos interesantes de las ciencias sociales trae consigo?

En mi opinión, unos cuantos.

Ojo a los menos avispados, spoilers de Interestelar ahead.

1. El progreso no es lineal

En la edad media se tenía una concepción de que el tiempo es circular. El tiempo pasa pero las cosas siguen más o menos igual, solo cambian dentro de ciclos (estaciones, años, guerra, paz…). Nada cambia realmente y nadia cambiará. Solo podemos explicar una concepción del tiempo linear si consideramos el ritmo cada vez mayor de avances que se han sucedido desde la ilustración hasta nuestra época. Raro es el día que nos levantamos sin una noticia de una nueva tecnología que podría revolucionar nuestra vida. Hace no tanto podías nacer y morir y que en todos los años intermedios no cambiase nada, a veces las cosas empeorasen.

Para el caso, el colapso de imperio romano, las civilizaciones precolombinas, los anahasi o los habitantes de la Isla de Pascua.

Generalmente estas ideas son tratadas por el cine de catástrofes y postapocalíptico: algo pasa, un virus, un desastre natural, un castigo divino. Y todo se va a la mierda. Pero a menudo es más un declive, algo que se va viendo venir si te fijas en los indicadores correctos, algo que se podría haber evitado con facilidad tomando las medidas correctas. Hola cambio climático. Hola consumo rampante.

De hecho, hola ruinas de la ciudad de Detroit, ruinas del colapso soviético y ruinas del mundo en general.

detroit

Creo que Interestelar trasmite bien esa idea. Un mundo en el que la población mundial ha sido diezmada, donde la gente agradece tener algo que llevarse a la boca y la tecnología punta viene del pasado, no del futuro. Y sin embargo no es un escenario apocalíptico: las instituciones funcionan, la sociedad funciona. Sus miembros están agradecidos, no piensan que todo se haya ido a la mierda.

2. El pasado lo escribimos ahora

O en otras palabras, lo que es la realidad es compuesto por la mentalidad dominante de una era. Es posible que gran parte de nuestra opinión sobre los nazis (pongamos un ejemplo extremo, estoy pidiendo caña a gritos) son el epítome del mal porque perdieron la guerra. Si la hubiesen ganado estaríamos estudiando las purgas comunistas y el odio racial norteamericano.

2189541447_04e5220192

Obviamente no quiero decir que el régimen Nazi tuviese nada de bueno, sino que la realidad, incluido cómo entendemos el pasado, se moldea en función de las prioridades y los valores de la sociedad actual. Por eso es posible que en un futuro estudiemos el aterrizaje en la luna como un montaje si con eso se beneficia una sociedad que no quiere caer en el despilfarro que les ha llevado a esa situación, representado en este caso por el viaje espacial. Igual que es normal ver teorías alternativas al cambio climático o a la evolución, que se explican por nuestra realidad cotidiana: vivimos en un sistema basado en el consumo, sin consumo caen nuestras condiciones de vida de forma dramática, con lo cual es mejor negar o ignorar evidencias.

Quién sabe si en un futuro distante se reescribirá lo que pensamos de la esclavitud, del género, de los derechos humanos, ante las necesidades prácticas de un sistema que ya no los encuentra útiles.

Y es que…

3. Nuestros derechos pueden ser una excepción histórica

Actualmente damos por hecho nuestros derechos: educación, sanidad, vivienda…

¿Pero qué pasa si la decadente sociedad del futuro necesita granjeros en vez de universitarios? ¿Dónde queda el derecho a la educación entonces?

railway8-small

Los derechos que conocemos hoy como inalienables son algo totalmente anecdótico cuando comparamos el fragmento de tiempo en el que han existido con el que no. Nos congratulamos con el grado de derechos que tenemos en la actualidad, pero, ¿qué pasa con los derechos de los homosexuales en un mundo en el que una de las prioridades es concebir descendencia para repoblar la humanidad? ¿Cómo cambiaría el rol de la mujer en una sociedad en que la que el trabajo vuelve a ser manual, las comunidades son dispersas y los requerimientos del hogar mayores que en la actualidad al ser el clima más duro y experimentar un retroceso tecnológico?

Haciéndoos estas preguntas, ¿no veis quizás un nuevo significado a las brusquedad con la que Tom Cooper, el hijo de Coop, trata a su mujer durante la película? Quizás no es que sea un capullo posesivo, quizás los derechos que hemos construido con tanto esfuerzo, e incluso el sentimiento de progreso que experimentamos cada vez que vemos nuestros derechos ampliados o confirmados, tienen un fundamento tan frágil que cualquier cambio en la realidad material nos de un bofetón de realidad y nos demuestre que los débiles y las minorías han sido explotados y humillados durante toda la historia de la humanidad y nosotros solo estamos experimentando un breve paréntesis en medio de la brutalidad de la historia.

En definitiva, me ha encantado Interestelar. Tanto que quería hacer un post sobre ella, sobre las cosas que me habían inquietado y me habían gustado de la película. Sobre todo por esa visión final de la humanidad viviendo en terrarios a lo Kim Stanley Robinson.

¿No la has visto? Pues échale un ojo, incluso con algunos fallos, es una película sobrecogedora.

  • Hola Bruno!

    Aunque el post tiene bastante tiempo, no he querido dejar pasar la oportunidad de comentar. He empezado a leer el post de manera casual, pero a medida que iba leyendo me ha ido enganchando cada vez más. Hace bastante tiempo que vi la película, y reconozco que no la recuerdo con tanta claridad, pero si sé que a mi también me gustó bastante. Nolan nunca defrauda y mucho menos cuando habla de super heores, con o sin máscara.

    No me atrevo a comentar de manera tan profunda tus puntos de vista por sentirme humildemente, como escibias, des-equipado de conocimiento sobre las ciencias sociales como para hacerlo pero, estoy tan de acuerdo en todas las reflexiones que haces que no quería dejar pasar la oportunidad de decirtelo.

    ¿Que hubiera pasado si Hitler hubiera ganado la II Guerra Mundial? ¿O si el bando republicano hubiese ganado la guerra civil? Está claro que la historia la escriben quienes ganan las guerras y por eso en el presente somos esclavos del pasado.

    Es posible que algún dia (y ojalá que no sea así), como dices, la historia nos dé un guantazo de realidad y nos haga ver que la abolición de la esclavitud o la igualdad de género, por seguir el hilo del post, solo fueron delirios utópicos de una sociedad borracha de un progreso insostenible. Solo hay que escuchar las obscenidades en campaña de Dondald Trump.

    En cualquier caso me ha gustado mucho leer este post.

    Un saludo!